Recarga inteligente para coches eléctricos, así es la tecnología V2G

30.07.2019

La tecnología V2G, también denominada «Vehicle-to-Grid», supone una evolución en la forma en la que se han estado cargando los vehículos eléctricos hasta la fecha. Esta tecnología permite a los vehículos volcar a la red eléctrica doméstica parte la energía almacenada en sus baterías.

Nissan es una de las marcas que más fuerte está apostando por la llamada tecnología V2G, que procede del inglés «Vehicle-to-Grid». Traducido al español como «Del Vehículo a la Red», supone una verdadera reinvención del concepto de coche eléctrico como exclusivo acumulador energético. Y es que permite hacer de estos vehículos una fuente de energía para la red doméstica.

Para entender cuál es el funcionamiento de la tecnología V2G de Nissan debemos tener claros varios aspectos. El primer lugar es el de coche eléctrico. Se trata de un vehículo que cuenta con un motor que prescinde de carburantes fósiles y es alimentado por la energía eléctrica almacenada en una batería. Esta electricidad puede proceder de la red eléctrica doméstica.

La tecnología V2G de Nissan permite lograr un notable ahorro económico y energético.

Los puntos de carga repartidos por todo el domicilio permiten a un vehículo eléctrico incorporar la energía cuando se encuentran conectados a la red y así acumularla en sus baterías para, posteriormente, utilizarla en un desplazamiento. Es decir, el simple acto de enchufar el vehículo eléctrico a la toma de corriente para que se cargue y así disponer de él cuando lo necesitemos.

Sin embargo, la tecnología V2G permite darle la vuelta a este esquema, y otorgarle al coche eléctrico el protagonismo como dispensador eléctrico que pueda devolver y suministrar la electricidad a la red eléctrica doméstica. De esta manera, se convierte en una relación bidireccional donde el vehículo y la red eléctrica alternan el papel protagonista. El usuario del vehículo puede aportar la energía de su coche cuando éste no la usa, de tal forma que se incorporaría al cómputo global de la red en circulación.

La gestión inteligente de la recarga del vehículo eléctrico se realiza mediante diversas herramientas como NissanConnect EV, que permite gestionar los horarios de carga en las denominadas «horas valle», o tarifas de menor coste energético. También permite la cesión de la energía acumulada integrándose el coche eléctrico en la ecuación como un miembro más de la red V2G. Esta tecnología ya está funcionando en Francia, Alemania y el Reino Unido.

Vídeo prueba de la segunda generación del Nissan Leaf, uno de los coches eléctricos más vendidos.

Los beneficios de la tecnología V2G

¿Cuáles son los principales beneficios directos que tiene la tecnología V2G? Tenemos desde ventajas económicas hasta el ahorro energético. El hecho de poder elegir los horarios de carga del vehículo, o hacer del coche una fuente de energía, supondrá que la red eléctrica se beneficiará de este aporte de electricidad obtenido en franjas horarias donde el coste es menor.

La tecnología V2G también evita la sobreproducción de energía eléctrica ya que se utiliza el coche eléctrico para ceder energía ya generada. Esto también reduce el riesgo de que se produzcan sobrecargas de red y, por lo tanto, posibles apagones o cortes de suministro al conjunto de usuarios.

https://www.motor.es